La Real Federación Española de Fútbol acaba de confirmar que será el Benito Villamarín, feudo del Real Betis, el estadio que acoja la final de la Copa del Rey. El choque se disputará el próximo sábado 25 de mayo.

«Será la cuarta vez en la historia que la capital hispalense alberga una final de Copa, la primera en el feudo habitual del club verdiblanco. En 1925 se jugó la primera final en Sevilla, en el estadio Reina Victoria, el FC Barcelona se impuso al Arenas de Guecho (2-0). 74 años más tarde, en 1999, en el Estadio de La Cartuja, el Valencia CF consiguió levantar el trofeo de campeón tras ganar al Atlético de Madrid (3-0) . En el 2001, el Real Zaragoza consiguió con solvencia una gran victoria ante el RC Celta de Vigo (3-1)», explica el organismo en un comunicado.