Corta experiencia para Sam Allardyce al frente del banquillo del Everton. El técnico inglés fue nombrado en noviembre como sustituto de un Ronald Koeman que no consiguió estar a la altura en el arranque de la temporada, lo que obligó al club a dar un giro en el banquillo que llevó a ’Big Sam’ al cuadro de Liverpool. Este, no ha dejado buenas sensaciones a su paso, con un reguero 10V, 7E y 9D que habrían avalado su despedida. A través de un comunicado en su página web, los toffees anunciaban y argumentaban su decisión:

«En nombre del Presidente, la Junta Directiva y el Sr. Moshiri, me gustaría agradecer a Sam por el trabajo que ha hecho en Everton en los últimos siete meses. Sam vino en un momento desafiante de la temporada para proporcionarnos algo de estabilidad y estamos agradecidos con él por hacerlo.

Sin embargo, hemos tomado la decisión de que, como parte de nuestro plan a largo plazo, nombraremos un nuevo gerente este verano y comenzaremos este proceso de inmediato. Una vez más, nos gustaría dejar constancia de nuestro sincero agradecimiento a Sam por su trabajo con nosotros en los últimos meses y desearle lo mejor para el futuro».