Justo a pocas horas de terminar este 2015, el Girona ha aprovechado para cerrar un refuerzo de cara a la segunda mitad de la temporada, el del delantero Dejan Lekic.

El serbio de 30 años, viejo conocido de la Liga que ha militado en equipos como Osasuna, Eibar o Sporting de Gijón, se compromete con el equipo catalán hasta final de curso.