El veterano Iago Bouzón, de 32 años, tiene nuevo equipo. En la última temporada ha pasado un calvario en el Córdoba. Además de sufrir la pésima temporada del equipo, descendido a Segunda División tras acabar colista, sólo tuvo minutos en tres partidos.

Ahora tendrá la oportunidad de demostrar su valía en la categoría de plata de la mano del Gimnàstic de Tarragona. Se trata de un defensa con una dilatada experiencia en el fútbol español, tanto en Primera como en Segunda División. Ha firmado con el club catalán un contrato que expira el 30 de junio de 2017.