Tras haber abandonado el Getafe, donde la temporada pasada solamente jugó 8 encuentros, Jordi Codina ha hecho las maletas y ha puesto rumbo a Chipre.

Este país, destino habitual de muchos españoles en los últimos años, acogerá al arquero de 33 primaveras en las filas del Apoel de Nicosia, la escuadra más importante de la isla.