La directiva del Sevilla acaba de confirmar lo que ya era un secreto a voces: la marca de Joaquín Correa (23 años). El delantero argentino se marcha a la Lazio apenas dos años después de haber aterrizado en el Ramón Sánchez Pizjuán (73 partidos, 15 goles y 10 asistencias).

Al tiempo que también certificaba el aterrizaje del Tucu, el combinado romano anunciaba la llegada de Milan Badelj. El croata, de 29 años, se compromete por cuatro cursos con el conjunto celeste tras poner punto y final a su aventura con la Fiorentina.