Tras dos años en el cargo, y un mundial de por medio, la decisión de la Federación Brasileña de Fútbol (CBF) ha decidido prolongar el contrato de Tite hasta 2022, por lo que prometería estar al frente de la Selección de Brasil tanto en la disputa de la Copa de América como en el Mundial de Qatar.

A pesar de la eliminación en los cuartos de final de la Copa Mundial 2018 contra Bélgica (1-2), desde la federación no habrían visto tal circunstancia como un fracaso ni en su estilo uno inadecuado para el combinado nacional, lo que ha permitido que se mantenga la confianza en el técnico de 57 años.