La temporada pasada Pau López fue cedido desde el Espanyol al Tottenham, de manera que el joven portero de 22 años encontraba acomodo en el cuadro de los spurs. Pero no ha jugado ni un partido oficial y por lo tanto no contará en los planes de Mauricio Pochettino para la temporada que viene.

De hecho, según explica Mundo Deportivo, el combinado londinense no va a ejercer la opción de compra que tiene por él. De forma que el guardameta regresará a la disciplina del conjunto perico, donde tendrá Quique Sánchez Flores que decidir sobre su futuro.