Las alarmas se encendieron en el Manchester City durante la disputa de la Community Shield frente al Liverpool, todo ello con motivo de la lesión que padeció en su rodilla. El alemán, de 23 años, tuvo que ser reemplazado antes del cuarto de hora del duelo que, finalmente, se acabaría llevando el conjunto dirigido por Pep Guardiola en la fatídica tanda de penaltis.

Tal y como apunta Bild, Sané podría ser intervenido de la rodilla en quirófano. Cuando parecía que se había quedado en un susto, da la sensación que, siguiendo con lo publicado por el citado medio, que la situación sería de mayor gravedad. Por tanto, el Bayern Múnich estará pendiente de la evolución del ex del Schalke 04. Los bávaros estaban dispuestos a invertir 110 M€ para hacerse con sus servicios.