El Everton ha doblegado este mediodía al Chelsea en Goodison Park (3-1) gracias a un encuentro estelar de Steven Naismith, autor de un hat-trick perfecto, ya que marcó con las dos piernas y la cabeza para hacer los tres goles de los toffees, que pudieron ser más.

Los de José Mourinho certifican así su mal inicio de temporada, y hoy se mostraron incapaces de superar en casi todas las acciones al equipo de Roberto Martínez, en el que brillaron también otros jugadores como Coleman, Lukaku o John Stones, pretendido precisamente por los blues este verano.