Sheffield United 1 – 0 Arsenal

El Arsenal deseaba lograr el triunfo en el duelo que clausuraba la novena jornada de la Premier League, donde se vería las caras a domicilio con el Sheffield United. Partido trampa para los pupilos de Unai Emery, dado que se iba a enfrentar a un rival mucho más complejo de lo que se podía presuponer sobre el papel. Con el empate entre Liverpool y Manchester United en Old Trafford, el conjunto londinense deseaba recortar diferencias en la tabla con el plantel liderado por Jürgen Klopp. No obstante, el título se antoja demasiado complicado para los gunners.

Manchester City y Liverpool, al igual que durante el pasado curso, son los máximos candidatos para hacerse con la competición de la regularidad en Reino Unido. Pep Guardiola persigue su tercera corona consecutiva con el club del Etihad Stadium, mientras que Klopp desea alzar la primera Premier de la historia del Liverpool (lleva 30 años sin ganar la Liga). Volviendo al Arsenal, el duelo se le pondría complicado a la media hora de juego, preciso instante en el que Lys Mousset firmaría el que, a la postre, sería el 1 – 0 definitivo. Lo intentaría el Arsenal con más corazón que cabeza durante el resto de la batalla, especialmente a lo largo del segundo acto, pero el triunfo iría a parar a las arcas del equipo local.