Una de las primeras consecuencias de la doble jornada de compromisos internacionales que hemos tenido estos días es que ha habido cambios en los banquillos de República Checa e Irak. En el primer combinado nacional, Michal Bilek ha dimitido tras la derrota ante Italia (1-2).

Por otro lado Vladimir Petrovic también ha dejado su puesto al frente del conjunto asiático, y su sustituto será Hakeem Shakir.