Pese a la ilusión depositada el pasado verano en el cuadro de Old Trafford, el Manchester United está ofreciendo un nivel muy alejado de lo esperado durante el presente curso. La escuadra de Louis van Gaal ha visto como se le han ido cerrando todos los frentes y su único objetivo de aquí a final de campaña es lograr la clasificación para la próxima edición de Liga de Campeones.

Esta temporada gris ha puesto a varios futbolistas en el disparadero, como ha sido el caso de un Radamel Falcao sobre el que no se ejercerá la opción de compra firmada con el Mónaco al comienzo de su cesión. Tampoco está escapando de las críticas el delantero holandés Robin van Persie (31 años), que en los 24 partidos disputados en Premier League únicamente ha sido capaz de ver puerta en 10 ocasiones.

Tanto es así que ya se habla de la posibilidad de una salida el próximo mercado estival pese a que su contrato con los de Old Trafford se extiende hasta junio de 2016. Entre los posibles destinos, según destaca The Sun, ha subido muchos enteros Turquía, donde el Fenerbahçe le ha puesto una importante oferta sobre la mesa y tendría la oportunidad de compartir plantilla con su compatriota Dirk Kuyt.