El pasado verano Sergio García se despedía del Espanyol entre lágrimas, tras haber sido durante años uno de los emblemas de la escuadra catalana. Ahora acaba de conceder unas declaraciones al diario Marca, en las que afirma que su deseo es regresar al cuadro perico de cara al siguiente curso.

«Hace poco se pusieron en contacto con mi agente y me dijeron que si estaría dispuesto a venir. Ya dije cuando me fui que estaría abierto a regresar siempre y ahora estaría encantadísimo de formar parte de este proyecto. Ojalá pueda ser así. Estamos esperando una propuesta. Mi corazón y el de mi casa pertenecen al Espanyol, y eso no me lo va cambiar nadie», afirmó el jugador.