Volker Struth, agente de futbolistas como Toni Kroos o Marco Reus, ha criticado duramente la actitud que tuvo Ousmane Dembélé y su entorno para forzar su marcha del Borussia Dortmund e irse al FC Barcelona.

En una entrevista concedida a Sport Bild dijo que «debido a tipos como Dembélé tengo una reputación de mierda». Apunta a los agentes como principales culpables diciendo estar «enfadado por el hecho de que los consejeros se hayan asegurado de que Dembélé no fuera a entrenarse con el Dortmund. ¡Los asesores! Ese comportamiento del jugador no me va en absoluto». Asegura que si uno de sus clientes hiciese lo mismo se separaría «inmediatamente de un jugador que hace eso».