José Mourinho ha debutado con gran sabor de boca en el banquillo del Tottenham Hotspur. Lo ha hecho frente a un viejo conocido, como es Manuel Pellegrini, ya que el vigente subcampeón de la Champions ha noqueado por la mínima en Londres al West Ham United. No obstante, parece que el protagonismo va a recaer sobre la figura de Christian Eriksen, cuyo contrato expira a mediados de 2020 y tiene a varios clubes del Viejo Continente interesados en hacerse con sus servicios.

Tal y como expresó el míster portugués en BT Sport, es consciente de la tesitura que está afrontando Eriksen, de 27 años, en los Spurs: «Tengo que entender qué hay en la cabeza y en el corazón del futbolista. Solo entonces, tomaremos la mejor decisión con el club». De acuerdo a la información que maneja Daily Mail, el aterrizaje de Mourinho en el Tottenham no cambiaría la idea del danés de abandonar su actual club en cuanto finalice la campaña 2019-2020.