José Mourinho arrancó con triunfo su andadura en el banquillo del Tottenham Hotspur, donde ha sustituido a Mauricio Pochettino. El ex del Espanyol ha dicho adiós al cuadro de Londres después de un periplo realmente positivo, pese a las vibraciones negativas desplegadas en lo que va de curso. Por su parte, el de Setúbal, que estaba ansioso por volver a entrenar, aporta un toque más de picante a una Premier League en la que el Liverpool se mantiene intratable en la lucha por el título.

La noticia de la jornada con los Spurs, según Telegraph, tiene que ver con uno de los integrantes de su engranaje defensivo. Toby Alderweireld, viejo conocido del Atlético de Madrid, no pondría ninguna oposición a negociar una ampliación de su contrato con el Tottenham, siguiendo con lo publicado por el citado medio. El belga, de 30 años, ha sido uno de los pilares en el eje central de la retaguardia del actual subcampeón de la Champions durante los últimos años. Parece que el aterrizaje de Mourinho le ha hecho valorar su continuidad en la capital británica, una vinculación que expira a mediados de junio de 2020.