El Manchester City ha caído derrotado este fin de semana ante los Wolves (0-2), habiendo asaltado el conjunto visitante el Etihad Stadium tras una gran actuación colectiva. De los grandes protagonistas del encuentro, cabe resaltar la figura de Adama Traoré (23 años). El carrilero (antes extremo) formó parte en un pasado del FC Barcelona B, llegando a hacer sus apariciones en el primer equipo.

Según Mundo Deportivo, muchos fueron quienes vieron en el jugador una gran promesa futura, sabedores todos de aquella velocidad vertiginosa y potencia descontrolada que tenía en la cantera culé. Ante el conjunto que dirige Pep Guardiola, marcó los dos goles del choque para dar la victoria a su club. Ambos a la contra, con una definición de manual.