Tras el último choque de Liga, ante el Athletic Club, el zaguero y capitán del Espanyol, Víctor Sánchez (29 años), compareció ante los medios y lanzó un duro mensaje a la directiva del cuadro perico. El futbolista acusa al club de no actuar según lo previsto en las negociaciones que pretenden concluir con la renovación de su contrato (el actual expira en junio de 2018).

«Me da la sensación de que soy el único que lo está poniendo todo para seguir. Estoy cansado de creer en la palabra de alguien y que no responda. Me han prometido cosas y no han cumplido, estoy un poco cansado. Por las palabras me siento muy valorado, por los gestos no», espetó.