Ajax 0 - 1 Valencia

Ya desde el sorteo se preveía un grupo complicado para el Valencia, que se enfrentaba al siempre temible Chelsea (aunque menos este año por la sanción de la FIFA) y a la sensación de la temporada pasada. Un Ajax de Amsterdam al que debía rendir visita para finalizar la sexta jornada de la fase de grupos. Y así ha sido, porque llegábamos a esta jornada con todo en el aire y cada uno de los contendientes con opciones de pasar a la siguiente ronda, dependiendo de sí mismo. Lo sabían bien en el club valencianista, igual que conocían que los blues serían muy favoritos ante el Lille, ya sin opciones. Y también que los holandeses suelen salir en tromba en este tipo de encuentros, como hicieron hoy desde que se diera el pitido inicial. Con su ataque total con el que maravillaron el curso pasado, los de Erik Ten Hag trataron de acogotar a los españoles y sorprenderlos en su propio terreno.

Así, comenzaron los neerlandeses a acumular ocasiones en esos primeros minutos. Tadic, Ziyech, Van de Beek con sus apariciones sorpresa... Si bien, a diferencia de la temporada pasada, o no logran sorprender tanto o no tienen el mismo nivel de acierto. Además Jaume Doménez y un imperial Gabriel Paulista frenaron esas acometidas. Al tiempo, el club valencianista veía que si lograba salir de la primera línea de presión del rival encontraba terreno para correr y sorprender a un rival que flojea atrás. Lo entendieron bien Rodrigo Moreno y Ferran Torres, muy incisivos ambos cayendo a banda derecha, desde donde fabricaron el único gol de la primera parte. El canterano encontraba al delantero en el área, que en el 23’ fusilaba a André Onana. Un gol balsámico para el Valencia, que sin demasiadas llegadas encontraba el premio a su solidez y trabajo, y obligaba a su rival a meter otra marcha. En esas los españoles pudieron aumentar las distancias, pero Rodrigo se encontró con Onana en la otra ocasión clara. Mientras, el Ajax trataba de igualar el choque y plasmar en el marcador su dominio del cuero.

Esa derrota dejaba a los holandeses eliminados de la competición que tantas alegrías les dio la temporada pasada, y por tanto se esperaba un asedio del Ajax en la reanudación. Y así fue, ya que los de Erik Ten Hag no escatimaron esfuerzos en busca de ese empate que les diera el pase y eliminara al cuadro che de la Liga de Campeones. De manera que las ocasiones se fueron sucediendo sobre la meta de Jaume Doménech, con la mejor para Hakim Ziyech en el 67’. El equipo de Albert Celades achicaba agua como podía, apoyado en la gran actuación de su portero y sus centrales, especialmente un Gabriel Paulista que aguantaba renqueante. La mala noticia para el equipo español era que apenas se asomaba a los dominios de André Onana, no lograba estirarse, apenas inquietaban a su rival y por tanto el sufrimiento era mayor. Los minutos pasaban lentamente para los valencianistas y demasiado rápido para los holandeses.

Y es que, tras varias interrupciones poco antes del descuento, que fue eterno de 5 minutos, el Valencia se vio ya obligado a encerrarse en su propia área, achicando todos los balones. El Ajax estuvo cerca del gol en varias ocasiones, pero o bien Jaume Doménech o la falta de acierto de Hakim Ziyech impidió ese empate que condenaba al combinado de Mestalla. Para añadir más morbo al final, una trifulca en ese descuento acababa con una expulsión bastante tonta de Gabriel Paulista por agresión. Pero el Valencia supo sobreponerse a todo, y pasará como primero de grupo a los octavos de final. Una gran gesta para un equipo que comenzó la temporada con turbulencias y que por ahora logra un gran hito antes de Navidad.

Chelsea 2 - 1 Lille

En este igualado grupo H, eran los de Frank Lampard los que iniciaban la jornada como terceros clasificados, pero tenían más opciones al recibir al calor de Stamford Bridge a la Cenicienta. El Lille se plantaba eliminado en el coliseo blue, y en la primera parte los ingleses lograban certificar ya su superioridad. Los goles de Tammy Abraham, delantero estrella de la cantera que ha dado un gran paso al frente esta temporada, y del capitán César Azpilicueta eran suficientes para dejar a los londinenses en octavos de final, salvo descalabro en la segunda parte.

Los Dogues recortaron distancias en el 78’ en una segunda parte en la que los ingleses se encargaron de que no pasara nada que pudiera poner en peligro el pase de los blues. Aunque la ventaja fue al final suficiente para que el combinado londinense lograra amarrar esa segunda plaza, que junto con la victoria del Valencia lo deja en los octavos de final en ese puesto. El resultado deja a su vez al Ajax de Amsterdam eliminado, y pasa de ser revelación la temporada pasada a equipo de Europa League en pocos meses. Así es el fútbol.