La Segunda División de nuestro país siempre se ha caracterizado por ser uno de los campeonatos más disputados del planeta fútbol. Son varios los equipos que, campaña tras campaña, se encuentran en la terna para pelear por el ascenso a la categoría de oro del deporte rey nacional. Y también es apasionante la batalla por eludir el descenso y, por ende, las consecuencias de índole negativa que ello implica.

El gran protagonista en lo que va de curso en la LaLiga SmartBank está siendo, con diferencia, el Cádiz CF. El conjunto liderado por Álvaro Cervera, quien lleva varios años asentado en el banquillo gaditano, es el líder de la competición de la regularidad. Los andaluces han logrado 22 de los 27 puntos que ha habido en juego hasta la fecha, cediendo un empate y una derrota en 9 jornadas (7 triunfos).

SD Ponferradina, CD Mirandés, Extremadura UD, Real Racing Club de Santander, Girona FC, UD Almería y SD Huesca han sucumbido con el Cádiz a lo largo del curso 2019-2020. El Deportivo de la Coruña consiguió salvar un punto en el Ramón de Carranza, mientras que el único plantel que ha logrado noquear a las tropas de Cervera ha sido la Agrupación Deportiva Alcorcón (en Santo Domingo).

Por tanto, es innegable que Cervera, su cuerpo técnico, sus jugadores y una afición que no se cansa de espolear y llevar en volandas a los suyos, tienen razones más que suficientes para soñar con el regreso a Primera División. La temporada es realmente larga, más aún en la categoría de plata. Esto no ha hecho más que dar el pistoletazo de salida, pero las sensaciones del Cádiz son, como mínimo, ilusionantes.