En Segunda División no hay excusas: o compites o estás fuera. Llama mucho la atención que equipos que hasta hace apenas tres años competían en Primera División a un buen nivel, hoy se encuentren en la zona de descenso de Segunda División. Más curioso resulta que estos equipos sean históricos como el Deportivo de la Coruña (última plaza), Málaga (Penúltima plaza) o Racing de Santander (Antepenúltima plaza). Éste último ha ascendido a Segunda esta temporada, pero Málaga y Deportivo de la Coruña llevan ya dos temporadas en el denominado "infierno". La campaña pasada se disputaron ascender en los play-off; los de Coruña eliminaron a los andaluces para ser borrados en la disputa final por el Mallorca.

¿Qué puede haber incentivado esta crísis futbolística? El Málaga ya empezó a derrumbarse cuando fichó a Shinji Okazaki (33 años), delantero japonés que venía de ser campeón de la Premier con el Leicester City, y no pudo permitirse aprovechar su talento. Su ficha era excesiva para la actual situación económica de la entidad malagueña y no ha habido forma de liberar el suficiente hueco en el límite salarial para que pudiera jugar de manera oficial. Actualmente se encuentra compitiendo en el Huesca. Una situación económica que poco ha permitido reforzarse al conjunto andaluz. Lo del Deportivo de la Coruña ha sido más un bajón en el juego. La situación es complicada para ambos (tienen los mismos puntos: 8), pero quedan 31 jornadas para levantar cabeza. Aún es pronto. Por el momento, el Deportivo ha cambiado de entrenador (Luis César en sustitución de Juan Antonio Anquela). El Málaga sigue confiando en Víctor Sánchez del Amo.

Los datos resultan llamativos: El Deportivo de la Coruña es el equipo más goleado y el Málaga el menos goleador. Es bueno recordar la importancia que tienen ambos conjuntos como referencias en el mundo del deporte. Europa los conoce de sobra, por eso llama tanto la atención su situación actual. El ilustre Superdepor que ganó una Liga y dos Copas del Rey, llegando a jugar importantes fases de Champions League o siendo el equipo menos goleado en un campeonato liguero (1993/1994). El potente Málaga que fue eliminado de la Champions League (2012/2013) en cuartos por el Borussia Dortmund, tras acorralar al conjunto alemán en su casa. Un Málaga plagado de estrellas como Isco, Joaquín o Cazorla. Dos históricos que ahora conviven con una realidad un tanto paradójica. El final de la temporada será el que dicte sentencia, de momento, toca remar.