«Nuestro objetivo es partido a partido, no vamos a cambiar. En consecuencia de eso, te encontrarás con los objetivos más importantes. La imaginación la tenemos todos, pero cuenta la realidad». Hace apenas unas horas, el técnico del Atlético de Madrid, el argentino Diego Simeone, despejaba de esta forma los rumores que vinculan al cuadro rojiblanco con el delantero Edinson Cavani.

Aunque el preparador no quiso pillarse los dedos, lo cierto es que el uruguayo es el futbolista que parece encabezar su lista de preferencias para reforzar el ataque. Los rojiblancos se están topando con serios problemas para acertar con la portería rival (apenas 16 goles a favor en 15 jornadas de Liga) y ansían el desembarco de un jugador que pueda mejorar su eficacia ofensiva.

Lógicamente, el de Cavani no es el único nombre que barajan los colchoneros. De hecho, una información que encontramos hoy en el diario As señala que los del Wanda Metropolitano también se han interesado por la situación de Olivier Giroud, delantero que desempeña un papel secundario en el Chelsea (apenas ha disputado 7 partidos) y que está más que dispuesto a cambiar de aires durante el mercado invernal.

Por su edad (33 años) y su situación contractual (acaba contrato en junio de 2020), el galo resulta un fichaje asequible desde el punto de vista económico. Eso sí para poder contratarle, los madrileños tendrán que aligerar su masa salarial y superar la competencia de otros clubes como Inter de Milán o Borussia Dortmund.