Autor de un sensacional arranque de curso (13 goles y 3 asistencias en 20 partidos oficiales), el argentino Lautaro Martínez se ha convertido en uno de los grandes animadores del mercado de fichajes. A raíz de sus notables actuaciones, clubes de la talla de Manchester City y, en especial, FC Barcelona se han interesado firmemente por su contratación.

Al igual que los citizens, que ven al ex de Racing como un relevo de plenas garantías para Sergio Agüero, los catalanes creen que el internacional albiceleste sería el candidato idóneo para tomar el testigo de Luis Suárez, ariete que, pese a mantener aún intacto su idilio con el gol, cumplirá 33 años el próximo mes de enero.

Consciente de ello, Martínez ha optado por, tal y como cuenta el diario Sport, paralizar las negociaciones para estirar su contrato con el Inter de Milán. El punta, de 22 años, cree que ya no hay motivos para acelerar una operación que podría cerrarle las puertas del Camp Nou.

En realidad, la directiva nerazzurra tampoco ve con malos ojos este frenazo, ya que la temporada pasada renovó el compromiso de su pupilo (elevó su salario hasta los 2,5 M€ anuales) y no tiene ahora mismo capacidad para dar otro impulso a su nómina. Por eso, y a la espera de acontecimientos, los lombardos se aferran a los 110 M€ de la cláusula del jugador, una cifra que, por cierto, no entrará en vigor hasta verano.