El pasado verano, el Atlético de Madrid dijo adiós a los dos futbolistas que con más soltura podían moverse por el costado zurdo de la zaga, el galo Lucas Hernández y el brasileño Filipe Luis. Para cubrir sus bajas, el club tanteó a multitud de laterales, pero solo logró cerrar la contratación de uno de ellos, el canarinho Renan Lodi.

Aunque el ex del Atlético Paranaense está ofreciendo un rendimiento más que aceptable, lo cierto es que cada vez que no puede saltar al terreno de juego, Diego Simeone se topa con un serio problema. De momento, el técnico ha solventado la papeleta situando al versátil Saúl Ñíguez en esa demarcación, pero lógicamente estaría encantado de contar con un segundo especialista que evitase una variación de posiciones que al final también acaba afectando al rendimiento de la medular.

Consciente de ello, la directiva mantiene activa la búsqueda de un nuevo carrilero izquierdo. Según cuenta el diario As, los ojeadores no pierden de vista al uruguayo Matías Viña, zaguero de 22 años que milita en las filas de Nacional y que este curso acumula 32 partidos oficiales (4 goles y 3 asistencias). Asimismo, el rotativo añade que algún intermediario ha ofrecido ya al club la posibilidad de lanzar sus redes sobre Faouzi Ghoulam (28 años), lateral argelino que ha perdido protagonismo en el Nápoles (solo tres titularidades en Serie A este curso).

Eso sí, antes de poder reclutar a ese anhelado defensa, la entidad tendrá que dar salida a alguno de los actuales integrantes de la primera plantilla. En este sentido, el citado rotativo señala que es el croata Sime Vrsaljko quien cuenta con más opciones de abandonar el barco, ya que su posición habitual, el costado derecho, cuenta con dos especialistas de nivel: Santiago Arias y Kieran Trippier.