El Atlético de Madrid ha completado, a juicio de muchos analistas y críticos, un gran mercado. Después de perder a varios de sus pilares e ingresar 313 M€ con sus salidas, ha invertido 243 M€ en fichajes, de los cuales más de la mitad (126 M€) corresponden a Joao Felix. Pero las sensaciones del equipo tras el primer tramo de la pretemporada no pueden ser mejores.

Líderes de la Liga con 9 puntos, los de Diego Simeone certificaban ayer su último movimiento que fue la salida de Ivan Kalinic a la AS Roma. Sin embargo y como afirma As, el mercado deja un poso amargo porque Diego Simeone quería un delantero más, concretamente Rodrigo Moreno.

Pero al no haber podido dar salida a Ángel Correa como esperaba, la escuadra madrileña no encontró acomodo para él en las filas del AC Milan como se esperaba. Y precisamente el no haberse hecho con otro delantero es lo que, según el citado, tiene al Cholo algo inquieto.

Llega a decir este medio que «el técnico no se encuentra satisfecho del todo con la plantilla que tiene». Algo que se irá comprobando con el paso de las semanas, ya que por ahora el inicio ha sido inmejorable.