Entre los múltiples objetivos que ya se ha marcado el Valencia de cara al curso que viene figura el de mejorar las prestaciones de un lateral diestro que, durante el último curso, ha dado verdaderos dolores de cabeza al técnico de la entidad, el asturiano Marcelino García.

Por la demarcación han pasado Martín Montoya, Nacho Vidal y Rubén Vezo, pero lo cierto es que ninguno de los tres ha logrado ofrecer el rendimiento esperado. De hecho, en sus reuniones con Peter Lim, el preparador le ha dejado claro que ésa es una de las posiciones que deben ser reforzadas con urgencia en este mercado.

A día de hoy, entre los favoritos para desempeñar ese rol despuntaría, según Radio Esport Valencia, Paulo Díaz. El internacional chileno, que ya se ha paseado en varias ocasiones por la agenda che, encaja en los parámetros deportivos del cuerpo técnico tanto por su juventud (23 años) como por el hecho de ser un carrilero capaz de sumarse al ataque con facilidad sin descuidar el trabajo defensivo.

Aunque su contrato con San Lorenzo de Almagro se extiende hasta diciembre de 2019, el Valencia cree que podría completar su contratación por una cantidad asequible, ya que es el propio jugador quien, a través de sus agentes, se ha puesto en contacto con la entidad para lograr su desembarco en Mestalla.