Pese a que no tiene previsto acudir al mercado invernal en busca de nuevas incorporaciones con las que mejorar su plantilla, el FC Barcelona comienza a trazar las líneas maestras de su proyecto 2020-2021. Así, el diario As publica hoy cuáles son los cambios que tiene previsto el conjunto de la ciudad condal con vistas al próximo curso.

Así, la primera prioridad pasa por la defensa. Los problemas físicos que vienen acompañando a Samuel Umtiti desde hace meses, así como las dudas en lo que al futuro de Jean Clair Todibo se refiere, provocan que desde la dirección deportiva se haya convertido en prioridad el sumar al menos uno o dos nuevos centrales. Entre los nombres a seguir la fuente antes citada señala que junto al holandés Matthijs de Ligt (cuyo fichaje ya intentó el pasado verano y ahora defiende los colores de la Juventus) también se sigue de cerca la situación de Andreas Christensen (Chelsea), Nikola Milenkovic (Fiorentina) y Diego Carlos (Sevilla).

También busca el FC Barcelona piezas para su ataque. Los planes pasan por la permanencia de Luis Suárez, si bien la edad del uruguayo abre la puerta a incorporaciones para esta zona del campo. Con Lautaro Martínez como objetivo prioritario pese a que el Inter de Milán pondrá toda la carne en el asador para retenerle, otras posibilidades como Neymar (Paris Saint Germain) y Dani Olmo (Dinamo de Zagreb) se presentan como opciones muy a tener en cuenta. Parece, por tanto, que se presentará un verano tremendamente movido en la ciudad condal.