En el partido que ayer vencía el FC Barcelona durante su visita al Eibar, veíamos cómo desde la alineación se rompían pronto los pronósticos en el lateral diestro. Porque muchas previas apuntaban a Nelson Semedo, que además estuvo bien ante Sevilla e Inter de Milán como improvisado lateral izquierdo.

Moussa Wagué estaba igualmente convocado, pero ni el africano ni el portugués fueron titulares en Ipurua tras el parón de selecciones. Ernesto Valverde apostaba de nuevo por Sergi Roberto, seguramente porque es el que mejor salida de balón tiene por sus condiciones de centrocampista.

Aunque en el descanso tuvo que retirarse por sentir molestias musculares, esta decisión sin duda alguna nos deja de nuevo una duda cada vez más grande. Porque en teoría Valverde iba a apostar por Sergi Roberto como centrocampista este curso. Y, o bien no lo deja la alta competencia que hay en la medular, o no termina de ver claro el Txingurri quién debe ser el titular en banda derecha.

El costado diestro sigue siendo por tanto un interesante quebradero de cabeza sin resolver, varias temporadas después porque desde la marcha de Dani Alves no ha habido estabilidad en ese posición ni un carrilero que termine de convencer. Dos de los goles de Anfield llegaron por esa banda, que por ahora sigue dejando, pese al buen momento del equipo, dudas.