El modelo levantado por Pep Guardiola se ha desmoronado. Y no sólo por el evidente bajón de juego y resultados experimentado en el presente curso, especialmente por el ninguneo que ha recibido el, hasta no hace mucho, estandarte del FC Barcelona: la cantera.

Según un informe elaborado por Weloba, los tres únicos jugadores del filial reclamados por Gerardo Martino en algún momento del actual curso apenas han sumado 72 minutos de juego. El ariete Jean Marie Dongou, con 32, es el que más tiempo ha defendido la elástica del primer equipo; mientras que los otros dos canteranos, Adama Traoré y Patric Gabarrón se han quedado en 17 y 23, respectivamente.

Pero estos datos, ya de por sí preocupantes, resultan aún más demoledores si los comparamos con los de campañas precedentes:

- En la campaña 2008-09, diez canteranos disfrutaron de 1.651 minutos. Víctor Sánchez (592) y Pedro (573) fueron los que más jugaron.

- En la temporada 2009-10, seis canteranos disputaron 410 minutos. El que más, Jonathan Dos Santos (191).

- En el curso 2010-11, once canteranos jugaron en total 2.162 minutos. Thiago (1.023) fue el más asiduo en el equipo.

- En el ejercicio 2011-12, nueve futbolistas del filial participaron en 2.298 minutos, Tello (693) y Montoya (643) fueron los más prolíficos.

- En la temporada 2012-13, cinco jugadores sumaron 1.432 minutos. Tello (499) y Sergi Roberto (331) tuvieron más presencia.

Datos al margen, lo más preocupante es que si se cumplen las previsiones y la FIFA lo permite, el Barça acudirá al mercado estival en busca de refuerzos y volverá a cerrar la puerta a las jóvenes perlas de La Masía.