A lo largo de las últimas temporadas el Real Madrid ha dado un giro a su forma de afrontar el mercado de fichajes. Y es que además de apostar por la llegada de jugadores contrastados y por todos conocidos como Thibaut Courtois y Eden Hazard, la entidad presidida por Florentino Pérez también ha cerrado la adquisición de una serie de prometedores talentos con vistas a asentar su proyecto tanto de presente como de futuro.

De este modo, el conjunto de Chamartín puede presumir de contar con varios de los jugadores con mayor proyección del mercado internacional, lo cual es todo un seguro de vida a la vista de los más que notables desembolsos que se están realizando para cerrar nuevas adquisiciones. A lo largo del presente curso algunos de los jugadores ya están teniendo la oportunidad de sumar minutos con la propia escuadra del Santiago Bernabéu mientras que otros se están fogueando –con mayor o menor fortuna- en otras escuadras como cedidos.

Las soluciones están en casa

Uno de los casos más significativos es el del brasileño Rodrygo (18 años), nombre de moda de la actualidad del equipo merced al notable rendimiento que está exhibiendo cada vez que tiene minutos a las órdenes de Zinedine Zidane. Así, el canarinho se presenta como una opción más que interesante para un ataque en el que el pasado curso ya irrumpió un Vinicius (19) que disparó la ilusión y esta temporada ya suma minutos en 11 choques. Menos protagonismo en ataque están teniendo tanto Luka Jovic (21) como Brahim Díaz (20), si bien esto no opaca su brillante futuro.

Sensacional está siendo también la temporada de un Fede Valverde (21) que se ha ganado la confianza de Zinedine Zidane hasta convertirse en una pieza tremendamente importante en la medular de una escuadra de Chamartín en la que quiere disfrutar de mayor continuidad el zaguero Éder Militao (21). Llegado el pasado verano desde el Oporto a cambio de 50 M€, la aportación del internacional canarinho se limita a apenas cuatro partidos debido a la dura competencia que supone la presencia de Sergio Ramos y Raphaël Varane en la plantilla. Pese a esto, el defensa es una de las grandes apuestas a tener en cuenta para las próximas temporadas.

Fogueándose en el exterior

Fuera de la casa blanca están brillando también algunos futbolistas que se están ganando por méritos propios la posibilidad de regresar al Real Madrid y tener minutos el próximo curso. Mientras el centrocampista noruego Martin Odegaard (20) se ha convertido en uno de los referentes de la Real Sociedad (2 goles y 3 asistencias en 11 partidos de Liga), Sergio Reguilón (22) y Achraf (21) están brillando en los laterales de Sevilla y Borussia Dortmund. Algo similar ocurre con Dani Ceballos (23) con el Arsenal a las órdenes de Unai Emery.

Notable futuro el que tiene ante si el japonés Taku Kubo (18). Pese a su edad, el notable talento del asiático queda patente con un Real Mallorca en el que cada vez es más importante y donde el pasado fin de semana anotó su primer gol en el choque que le enfrentó al Villarreal. Ya son 10 los partidos que ha disputado hasta la fecha (1 gol, 2 asistencias) dejando muy buenas sensaciones, algo que sin embargo no ha podido hacer el portero Andriy Lunin (20) en su cesión con el Valladolid después de una pasada temporada en la que vivió una situación similar en Leganés.