«Es bien sabido que estamos encantados con él y queremos que continúe. El club conoce mi opinión y el club la comparte, así que ya es un asunto el club y el agente de Raheem. A veces se necesita tiempo, pero es importante que Raheem y su gente sepan lo contentos que estamos con él». El pasado mes de septiembre, Pep Guardiola se mostraba así de contundente al ser cuestionado por el futuro de uno de sus pupilos, el extremo Raheem Sterling (23 años).

Aunque la voluntad del técnico catalán parece clara, lo cierto es que la directiva del Manchester City aún no ha logrado arrancar del futbolista el definitivo sí quiero. De hecho, a día de hoy, las negociaciones parecen algo estancadas por la evidente diferencia que existe entre el salario que exige el extremo y el que está dispuesto a ofrecerle la entidad.

Según cuenta ahora ESPN, estas complicaciones que arrastra el posible acuerdo no han pasado desapercibidas para el Real Madrid, escuadra que ya ha tanteado su fichaje en multitud de ocasiones y que podría llegar a pasar a la acción en el caso de que las partes sigan sin acercar posturas.

Y es que, tal y como añade este medio, los merengues son conscientes de que el actual compromiso del atacante acaba en 2020 y de que si no lo amplía en los próximos meses, pronto entrará en la fase final del mismo y dará pie a un escenario muy propicio para negociar su fichaje a un coste relativamente bajo.