Apenas dos temporadas. Esto es lo que duró la etapa del centrocampista holandés Rafael van de Vaart en el Real Madrid. El que fuera futbolista del Hamburgo ofreció un brillante rendimiento en su primer curso como futbolista merengue, aunque su segunda temporada bajo sus prestaciones. Tras esto, la llegada de un José Mourinho que no contaba con él en su once tras el fichaje de Mesut Özil, precipitó su adiós.

Entrevistado ahora por FourFourTwo, el futbolista recuerda su salida de la casa blanca en verano de 2010 con destino al Tottenham a cambio de 10 M€. Así, el jugador que ahora cuenta con 35 años recuerda que «José Mourinho había sido honesto sobre mis posibilidades, diciéndome que habían fichado a Mesut Ozil para jugar en mi posición. Dijo que podía quedarme, pero que no estaba en su once inicial. En ese momento todavía estaba ansioso de quedarme en el Real Madrid por otra temporada».

Siesta y decisión

Tras esto, continúa señalando que «Pero alrededor de las cuatro de la tarde del día de cierre de mercado, mi representante me llamó para decirme que el Tottenham estaba interesado en ficharme. Le pregunté si podía pensar en ello. Él respondió que tenía que decidirme en dos horas. Empecé a evaluar todo, luego me eché una pequeña siesta...»

«De repente, me desperté y eran aproximadamente las seis menos veinte y mi abogado volvió a decirme por teléfono que me tenía que decidir. Pensé por una fracción de segundo, y luego dije: "Sí, hagámoslo". No tuve tiempo de pensarlo ni discutirlo con nadie, fue pura intuición. Muy pronto me di cuenta de lo feliz que estaba con la decisión. Desde el primer momento en el que llegué a los Spurs, me sentí como en casa», concluyó Van der Vaart. No cabe duda que fue una decisión clave en el futuro del futbolista.