Tras las celebraciones, en el cuadro verdiblanco toca ya pensar en los refuerzos sin olvidar la alegría del ascenso. Porque la vuelta a Primera para un equipo recién ascendido siempre es complicada y Pepe Mel quiere contar con un plantel de garantías que le permita preparar bien el curso.

Una información del Diario de Sevilla asegura que en el conjunto de La Palmera puede haber entre ocho y diez caras nuevas. El combinado heliopolitano quiere retocar todas sus líneas y de ahí que pueda haber tantos refuerzos en el mercado estival.

En primer lugar, la entidad andaluza tiene seis prioridades: un portero, dos centrales, dos centrocampistas y un delantero. Para el puesto de arquero, el citado rotativo señala a Fabricio, guardameta del Recreativo de Huelva (está cedido por el Real Valladolid); mientras que en el centro del campo Landry N’Guemo, mediocentro del Nancy puede ser el primer refuerzo (ver artículo).

Por otro lado, el Real Betis también puede traer a algún otro efectivo. El mencionado periódico señala que podría haber incorporaciones en los laterales o en los extremos, de tal manera que al final de este verano estaríamos hablando de hasta diez fichajes para el equipo recién ascendido.