Nacho Fernández (29 años) es ahora mismo el gran olvidado del Real Madrid. Hace un tiempo que el aficionado madridista no sabe nada de él. Concretamente desde el partido de fase de grupos de la Champions League ante el Brujas. En dicho encuentro Nacho sufrió un golpe en la rodilla tras un despeje. Una acción que le mantendrá de baja durante un periodo de dos meses y medio. Venía de encadenar dos partidos consecutivos apareciendo en el once titular (Osasuna; Atlético de Madrid).

Nacho estaba volviendo a coger impulso después de haber sido noticia durante el pasado verano, donde se meditó su salida. Fue breve, puesto que contaba y entraba de lleno en los planes del técnico galo. Resulta curiosa la lesión: el canterano siempre ha sido muy disciplinado en la preparación física y en la alimentación, dada su condición de diabético de manera congénita. De hecho, desde el 2011 casi nunca se había lesionado.

Resta ver cómo volverá Nacho una vez quede recuperado de la lesión. Es imposible no preguntárselo vista la solidez y contundencia de Eder Militao (21 años) en defensa. El central brasileño es rápido en el corte y maneja los tiempos a la perfección, lo que le permite robar un considerable número de balones. No son ni mucho menos tiempos fáciles para el canterano, que además de recuperarse de una lesión grave, deberá competir más que nunca por formar parte del once.