Siguen apareciendo las informaciones que tratan de desvelar el futuro de un Gareth Bale que el domingo en Roma volvía a aparecer en los planes de Zinedine Zidane, pero a quien el entrenador francés quiere dar salida como sea. Y con los mercados de China e Inglaterra cerrados, hay pocas opciones.

Una de ellas era y es la del PSG porque sin duda alguna es una moneda de cambio bastante valiosa para poder cerrar el fichaje de Neymar. Porque este atacante no solamente podría ejercer de recambio del brasileño, sino que además serviría para rebajar un hipotético traspaso.

Sin embargo, tenemos que según informa el diario Sport el galés ha decidido rechazar esa posibilidad e incluso se plantea denunciar al conjunto merengue. Porque el ex del Tottenham no quiere irse cedido a Francia, y además cree que no estaría recibiendo un trato adecuado.

Por tanto parece que se agrava la situación del delantero, que sigue siendo controvertida. Pasan los días, apenas hay avances y se reducen sus posibles destinos. Mientras se insiste en que si no sale no podrá cumplirse el deseo de ver a Neymar de blanco.