El Clásico ya está en la mente de todos. Los tres encuentros que en los próximos días enfrentarán a Real Madrid y FC Barcelona estaban en boca de todos los aficionados que se agolpaban en los aledaños antes de entrar al Santiago Bernabéu. La posibilidad de dejar fuera de la Copa del Rey al conjunto de la ciudad condal y acercarse en la carrera por el título de Liga ha supuesto un notable soplo de optimismo para un equipo que ha dado un más que notable paso al frente en las últimas semanas.

Dejando a un lado la evidente mejoría física que han experimentado los de Santiago Solari y que muchos jugadores han crecido después de un comienzo de temporada para olvidar. Uno de los más evidentes es el del centrocampista Luka Modric, mejor jugador del pasado Mundial que vuelve a recordar ahora al de tiempos pretéritos. Significativo está siendo también el incremento en la participación de un Vinicius que era el eterno olvidado para Julen Lopetegui y ahora es una tabla de salvación a la que agarrarse en los momentos complicados. Participativo, desequilibrante e incisivo, el brasileño es una pieza más que interesante con vistas al futuro. Muestra es su tanto de hoy para poner el 2-0 en el marcador.

La resurrección de Karim Benzema

Pero si hay un jugador que ahora mismo vive un momento dulce, ese es Karim Benzema. Tremendamente criticado por su falta de gol, el francés ha tomado ahora el peso del ataque del equipo y cada choque es una oportunidad de ver un nuevo despliegue del galo en todas las facetas del juego. Autor de seis goles en los últimos cuatro partidos, el que es máximo artillero del campeón de Europa durante este curso ha vuelto a ver puerta hoy en el Santiago Bernabéu frente a un Alavés que en momentos de la temporada llegó a soñar con la Champions y poco a poco se va desinflando. Con su tanto en el minuto treinta, el ex del Olympique de Lyon ya ha visto puerta en 10 ocasiones durante la presente Liga, justo el doble que en toda la temporada pasada.

Tomando como referencia el resto de competiciones, 18 (una de penalti) son ya las ocasiones en las que ha visto puerta el francés. A esta cifra hay que sumar 6 asistencias, lo que le deja con unos registros más que interesantes en los 35 partidos que ha disputado.

Para dar una mayor dimensión a sus registros, Cristiano Ronaldo acumula 19 goles (5 de penalti) en 30 partidos, Luis Suárez 16 (29 partidos), Harry Kane 20 (31 partidos), Mauro Icardi 15 (27 partidos) y Mohamed Salah 19 (32 partidos). De este modo, el galo puede mirar cara a cara a cualquier delantero del continente en cuanto a goles se refiere a excepción de un Lionel Messi que exhibe unos espectaculares 29 goles y 17 asistencias en 27 partidos oficiales esta temporada.

No cabe duda que Benzema está muy cómodo en la posición de líder en un Real Madrid que carecía de esta figura con la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Ahora dando comienzo a una sociedad muy a tener en cuenta con Vinicius de la que todavía no parece formar parte un Gareth Bale ausente pese a volver a los terrenos de juego tras su lesión, el lionés será pieza clave para que los blancos logren los objetivos propuestos.