El polémico posado de Gareth Bale con la archiconocida bandera de Gales tras la clasificación de su selección para la Eurocopa está levantando ampollas alrededor del Real Madrid. Aunque desde el club se muestran cautos y no quieren precipitarse con el delantero, una línea que previsiblemente seguirá Zinedine Zidane mañana en rueda de prensa.

Sin embargo, el cambio producido en las últimas semanas tanto en la actitud del jugador como en los medios afines al cuadro blanco, dispara los rumores. Muchos creen que se prepara una salida inminente para el mercado invernal, con varios pretendientes en liza como el Tottenham.

Los spurs, donde ahora acaba de llegar José Mourinho, serían el destino para este jugador, que podría retornar a la que fue su casa con un entrenador que ya lo quiso para el Manchester United. Varias informaciones insisten en esa idea, si bien desde Jugones, de la Sexta, han descartado rotundamente esa posibilidad.

«Bale diría no al Tottenham de Mourinho, según nos ha confirmado su agente», ha explicado el periodista José Luis Sánchez en el citado informativo. No se dan más razones pero parece que no contempla una vuelta a Londres.