A Julen Lopetegui ya le han puesto tareas. Aunque no han pasado ni 24 horas desde que el Real Madrid anunció su desembarco, el diario As publica hoy una información en la que se asegura que en cuanto abandone su cargo en la Selección de España y tome las riendas del combinado merengue, el preparador vasco deberá solventar al menos cuatro temas que requieren una actuación urgente.

El más relevante, sin duda, el relativo al futuro de Cristiano Ronaldo. El portugués estaba esperando a que la entidad localizase al recambio de Zinedine Zidane para tomar una decisión definitiva y ahora que ya conoce su identidad, llega el momento de que ambas partes se sienten a buscar una solución. En este sentido, que Lopetegui también tenga a Jorge Mendes como agente podría resultar decisivo para que CR7 permanezca en Concha Espina.

Igualmente, el nuevo preparador tendrá que aclarar qué papel le otorga a Gareth Bale,un futbolista que ha supeditado su permanencia en el club a la sustancial mejora de su protagonismo en el equipo. En este sentido, y teniendo en cuenta la devoción que profesa por Isco, queda claro que el vasco tendrá que ser muy persuasivo para evitar que el de Cardiff sienta el deseo de hacer las maletas.

Impulsar el posible fichaje de Neymar o la contratación de un nuevo portero serán los otros dos asuntos sobre los que deberá mojarse Lopetegui. En el caso del primero, su opinión no resultará tan importante, ya que parece claro que el canarinho es un sueño de Florentino Pérez y que éste hará todo lo posible por reclutarle; pero en el del segundo, sí. Zizou fue quien sostuvo a Keylor Navas y paralizó la compra de Kepa, ahora, ya sin el galo en el banquillo, será el de Asteasu quien deba tomar la decisión. Eso sí, el meta del Athletic Club, un fijo en sus planes para la Selección, cuesta ahora mismo 80 M€.