La mala imagen mostrada por el lateral zurdo brasileño Marcelo en el encuentro entre Sevilla y Real Madrid del pasado fin de semana, ha provocado que el debate sobre la zona izquierda de la defensa del conjunto merengue se haya vuelto a reabrir, sobre todo si a la calamitosa actuación del internacional canarinho unimos el rendimiento que ha venido ofreciendo Royston Drenthe cuando ha tenido oportunidad de jugar.

Por este motivo, han vuelto a resurgir los nombres de varios de los futbolistas que sonaron como posible alternativa para esta zona del campo a lo largo del último mercado de verano, como fue el caso de los galos Clichy o Evra, entre otros. Sin embargo, estos no son las únicas opciones que se valoraron en la Casa Blanca en el mercado estival…

Al menos, esto es lo que recoge el Diario de Navarra citando una información de Marca en la que se destaca que el director deportivo merengue Miguel Pardeza negoció el fichaje del futbolista de Osasuna, Nacho Monreal, a lo largo del último mercado de fichajes, aunque finalmente el Real Madrid no consideró su fichaje.

El futbolista, que a sus 23 años ya acumula 70 partidos con el Osasuna en Primera División, tiene una cláusula de rescisión cifrada en 12 M€, cantidad que se antoja corta ante la gran evolución del futbolista, el cual ya ha sido convocado por Vicente del Bosque con la Selección Española y que también ha sonado como posible objetivo del FC Barcelona.