El Sevilla es el único club que le está sosteniendo el pulso a FC Barcelona y Real Madrid en LaLiga Santander. Con Real Sociedad y Athletic de Bilbao un ligero peldaño por debajo, junto con un Atlético de Madrid que no acaba de arrancar, el plantel dirigido por Julen Lopetegui está presentando su candidatura, como mínimo, para hacerse con uno de los billetes que da acceso a la Liga de Campeones de cara el curso 2020-2021.

Diego Carlos, una de las múltiples caras nuevas del proyecto confeccionado por Monchi, director deportivo de los hispalenses, está demostrando ser un zaguero de plenas garantías en la disposición táctica de Lopetegui. El brasileño se convirtió en el héroe de los suyos para noquear por la mínima al Leganés, ya que sostuvo al Sevilla con un clínic en defensa. Además, fue capaz de materializar la única diana de la contienda en el duelo que abría la jornada del pasado domingo 1 de diciembre.

Una vez más, Monchi ha acertado de pleno con uno de sus fichajes. Rara vez se equivoca el que es considerado como el alma máter del cuadro andaluz, sin desmerecer ni un ápice el reconocimiento que hay que brindar a un Lopetegui que ha recuperado la sonrisa tras lo sucedido con la Selección de España y el Real Madrid. Diego Carlos es, con méritos propios, el líder de la retaguardia de un Sevilla que, asimismo, camina con paso firme en su competición fetiche: la Europa League.

Según apunta el diario As, parece que la secretaría técnica de la entidad del Ramón Sánchez-Pizjuán desea revisar la cláusula de rescisión del carioca. Su importe es de 75 M€, una cifra bastante considerable, pero más que asumible para las grandes potencias futbolísticas del Viejo Continente. Por tanto, el Sevilla hará todo lo posible para blindar a su mariscal y garantizar su continuidad en el sur de nuestro país. Sin duda, uno de los descubrimientos de nuestra Liga.