El nombre de Mehmet Topal se sigue relacionando con el Sevilla. La inminente marcha de Rakitic al Barcelona y la incertidumbre que está rodeando a la continuidad de M’Bia, han hecho a Emery reconsiderar la necesidad de reforzar el medio campo de su equipo.

El croata llegó al club hispalense en el año 2011. En los 135 partidos que jugó con su anterior equipo, el Schalke, en los que metió 17 goles, el balcánico se ganó el apelativo de buen jugador. Pero nada más lejos de la realidad, a su llegada a Sevilla seguía siendo una joven promesa. Sin embargo, en estas dos últimas temporadas, el centro campista nacido en Suiza ha demostrado que todo el potencial que se le suponía, existe de verdad. Ahora, el cartel que tiene ya no es de promesa, si no de jugador de clase mundial. Por todo esto es lógico decir que suplir su marcha va a ser muy complicado.

El desembarco de M’Bia el año pasado, pasó mucho más desapercibido. A pesar de esto, el futbolista camerunés ha acabado siendo uno de los héroes de la pasada temporada. En los 19 partidos de liga que ha jugado, ha metido 3 goles, dado 3 asistencias y además ha desempeñado una gran labor en el aspecto defensivo, robando más de 7 balones por partido. Pero sin duda, el momento culminante de su temporada, fue el gol que marcó en las semifinales de UEL contra el Valencia, el cual les permitió acceder a la final. La continuidad del pivote sigue siendo una incógnita, a pesar de que él mismo haya declarado que se quiere quedar.

La más que posible marcha de estos dos jugadores ha hecho que la dirección técnica del club haya tenido que acelerar los mecanismos para incorporar a algún jugador para el medio del campo. Si hace unos días se hablaba de interés sin oferta por parte del Sevilla, hoy ya se puede hablar de una oferta formal por el jugador turco del Fenerbahçe. Según publica hoy El Correo de Andalucía, esta primera puesta ascendería a un total de 7 M€, pero el propio equipo turco la habría rechazado por considerarla insuficiente. Parece que Emery tiene un concepto bastante positivo del jugador de su etapa en el Valencia, donde estuvo bajo sus órdenes, por lo que es de esperar que las negociaciones con el equipo otomano continúen.