Era hasta ahora el Nápoles el gran pretendiente de Agustín Almendra, o al menos el club que más lo ha estado siguiendo. A sus 19 años este joven centrocampista de Boca Juniors, que disputó la final de la Copa Libertadores ante River Plate el pasado mes de diciembre, ha contado con varios admiradores.

Entre ellos Valencia o FC Barcelona, aunque más recientemente lo hemos visto en la agenda de Juventus de Turín, Inter de Milán o Manchester City. Dotado de grandes cualidades y sobre todo con un brillante porvenir, es la joya con más futuro de la escuadra xeneize.

Un equipo con el que tiene una cláusula liberatoria de 27 M€, si bien medios argentinos hablan de que en La Bombonera se contentarían con 20 M€ para dejarlo salir. En cualquier caso, lo que ahora nos ocupa sobre todo es la irrupción en la puja de un nuevo contendiente.

El PSG, junto con el Mónaco, han decidido entrar en la carrera por este jugador de cara al mercado estival que ahora comenzamos. Dos ilustres novias para este joven talento que no deja de disparar su caché.