El PSG puede conquistar este mismo fin de semana la Ligue 1 francesa, con bastante antelación como viene siendo habitual en las últimas temporadas. El dominio de los galos en su país es incontestable pero siguen sin dar ese anhelado paso que les lleve a luchar por la Liga de Campeones.

Una de las causas que se apuntan para explicar los sucesivos fracasos de los proyectos en la misma fase europea es la carencia de mayor contundencia en el centro del campo. Algo que se agravará con la marcha de Adrien Rabiot, ya anunciada desde hace meses, y que quedó patente ante el Manchester United.

Por eso afirma hoy La Gazzetta dello Sport que en el Parque de los Príncipes siguen obsesionados con un centrocampista al que ya quisieron en verano. Y por el que volverán a la carga, que no es otro que Allan, mediocentro de 28 años del Nápoles que entrena Carlo Ancelotti.

El brasileño ha disputado 39 encuentros este curso con un cuadro partenopeo que pronto recibirá una oferta de hasta 70 M€ por él. Mientras que la propuesta para el jugador es cuadruplicar su salario, que pasaría de 2 M€ anuales a 8 M€ netos por temporada.