Lejos de disiparse, las dudas que rodean el futuro de Robin van Persie siguen creciendo. Y es que, mientras el jugador no estampe su firme en el contrato que amplíe su vinculación con el Arsenal, muchos clubes seguirán lanzando sus redes sobre el futbolista.

Las última posibilidad, recogida por el diario Metro, señala que uno de los nuevos ricos del fútbol mundial, el Anzhi, estaría dispuesto a invertir la nada despreciable cantidad de 45 millones de libras (unos 55 M€) en la contratación del ariete holandés.

Para dar mayor credibilidad a su noticia, el rotativo publica unas declaraciones de Guus Hiddink, preparador del cuadro de Makhachkala, en las que asegura: «En el periodo de transferencias de este verano vamos a conseguir un par de fichajes realmente buenos que ayuden a convertir al Anzhi en uno de los mejores clubes del fútbol mundial».

Es más, el técnico neerlandés reconoció que entre sus objetivos podría encontrarse algún compatriota. «Al principio, yo no estaba pensando en ningún jugador holandés, pero ahora no descarto que pueda llevarse a cabo», explicó. ¿Sucumbirá Van Persie a la tentación de los petrodólares?