El encuentro ante el Viktoria Plzen permanecerá durante mucho tiempo en la memoria de Karim Benzema. El delantero francés abrió el camino de la goleada del Real Madrid (0-5) con una espectacular acción en la que demostró su notable calidad técnica. Además, el galo completó su notable actuación con un tanto de cabeza que le asienta en un cuarto máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones que alcanzó ya en la pasada jornada. De este modo, ya son 59 las ocasiones en las que ha visto puerta en esta competición, doce menos que todo un histórico del propio Real Madrid como Raúl González.

Las portadas de los distintos medios no escatiman hoy en elogios hacía el futbolista, quien ya supera la barrera de los doscientos goles con el Real Madrid (201 en 429 partidos y 0,44 por partido). De este modo, el que fuera jugador del Olympique de Lyon es el séptimo futbolista de la historia del campeón de Europa que sobrepasa esta cifra con la elástica merengue.

El siguiente delantero en la lista de objetivos del lionés es Hugo Sánchez, con 208 vestido de blanco. Del mismo modo, el de Bron ha igualado a Andreï Shevchenko en la clasificación de máximos goleadores en Copa de Europa. Por delante de él se encuentran Ruud van Nistelrooy (60), Raúl (71), Lionel Messi (105) y Cristiano Ronaldo (121). No cabe duda de que se trata de cifras para enmarcar.

Sin oídos para las críticas

Máximo goleador de la temporada merengue con 9 goles (17 partidos), el futbolista habló a la conclusión del choque sobre las críticas que ha venido recibiendo, sobre las que destacó que «Cada año es igual. Yo juego al fútbol para hacer historia y estar en el máximo nivel. A veces la gente no entiende bien lo que hago en el campo, estoy para ayudar a mis compañeros y dar el máximo».

Además, a la hora de referirse a la presión por marcar, el francés también fue tremendamente claro y espetó que «Yo no tengo peso en la mochila, eso es cosas de fuera. Estoy para ayudar, cuando me den el balón tratar de meter goles. Lo importante es ganar partidos». «Un delantero para mí tiene que saber jugar al fútbol, no sólo meter goles. Un delantero que sólo mete goles para mí no es un buen delantero, es mi opinión», terminó.