Después de varias temporadas en las que no ha terminado de confirmarse como una alternativa de poder en la Premier, los aficionados del Arsenal esperaban la apertura del presente mercado de fichajes, sobre todo después de las palabras del director ejecutivo Ivan Gazidis en las que desvelaba que el club contaba con 70 millones de libras (82 M€) extra para cerrar algunas incorporaciones de nivel.

Sin embargo, los gunner únicamente han cerrado la incorporación de Sanogo con la carta de libertad bajo el brazo, provocando cierto clima de nerviosismo. Ese nerviosismo se ha tornado en preocupación tras la dolorosa derrota de la primera jornada liguera en el propio Emirates Stadium ante el Aston Villa.

Precisamente la derrota ante los villanos ha provocado que un sinfín de posibilidades aparezcan en escena. Así, ayer se desvelaba una oferta de unos 12 M€ a fin de hacerse con el francés Yohan Cabaye, algo que recriminó el propio entrenador del Newcastle, el cual afirmó que las urracas habían tumbado esta tentativa.

Otro de los nombres propios ha sido el de Michu, futbolista del Swansea por el que los londinenses están dispuestos a ofrecer 30 M€. Ahora. Evening Standard da un paso más para afirmar que el Arsenal ha trasladado al cuadro galés una oferta de 35 millones de libras (40 M€) para cerrar el fichaje de la dupla compuesta por el asturiano y el zaguero Ashley Williams (28 años).

Mientras tanto, Daily Mirror señala que Arsene Wenger ha pedido al club un esfuerzo para cerrar la llegada del lateral inglés del Manchester City, Micah Ricards (25), mientras el uruguayo Luis Suárez (26) continúa en el punto de mira, si bien el Liverpool se ha mostrado inflexible en su intención de seguir contando con el futbolista.