Desde antes incluso de que se consumase la venta de Diego Costa al Atlético de Madrid, el técnico del Chelsea, el italiano Antonio Conte, ya viene solicitando el desembarco de un nuevo delantero que pudiese compartir responsabilidades ofensivas con Álvaro Morata.

Aunque ese rol debería recaer en el belga Michy Batshuayi, jugador que ha logrado sumar 7 goles en este arranque de curso, lo cierto es que el técnico transalpino no está del todo conforme con su rendimiento y ya ha comenzado a transmitir a la directiva el nombre de otros arietes que, a su juicio, podrían adecuarse mejor a sus planteamientos.

En este sentido, durante las últimas horas, los medios de las islas han puesto sobre la mesa el nombre del brasileño Richarlison, jugador que a sus apenas 20 años ha comenzado a despuntar con el Watford (13 partidos, 5 goles). «No es realmente una sorpresa. Ha tenido un impacto fantástico en nuestro club y en la Premier League. Es una situación normal que todo el mundo empiece a hablar de él, pero lo más importante es que sigue adelante, para mejorar,» reconoció el técnico de los hornets, Marco Silva, en su última comparecencia ante los medios.

Capacitado para jugar en todo el frente del ataque, el ex de Fluminense aterrizó el pasado verano en Vicarage Road por unos 12,4 M€, cantidad que deberá ser ampliamente superada por los blues para poder contar con opciones de reclutarle en invierno. «Es un jugador con mucha calidad, por lo que es normal que todos comiencen a prestarle atención. Es un tipo diferente al jugador brasileño normal y por eso le que queríamos para nuestro equipo. Estamos hablando de un talento fantástico, de un jugador muy, muy bueno. Estoy seguro de que en el futuro logrará todo lo que quiera», añadió Silva.