Desde la llegada de Frank Lampard al banquillo del Chelsea, Olivier Giroud (33 años) no está contando con el protagonismo que, por ejemplo, le otorgaba Maurizio Sarri. El delantero francés no está viviendo una situación cómoda para sus intereses particulares. El club no vería con malos ojos cerrar su salida y el jugador estaría encantado de participar en un equipo que le hiciera sentir más importante. Sobre todo porque se acerca la Eurocopa de 2020, donde el galo quiere ser decisivo con Francia. El Chelsea ya está planificando la contratación de un nuevo delantero para suplir el puesto de Giroud.

Didier Deschamps, tras renovar con la selección francesa hasta el Mundial de Catar de 2022, ha calificado al delantero como «indispensable». Asegura que «es muy apreciado por su capacidad para sacar lo mejor de los delanteros a su alrededor». También se le advirtió que «necesita más tiempo de juego para asegurar un papel en el verano». Eso es lo que motiva a Giroud para abandonar el conjunto inglés. El club no le ofrecerá renovar su contrato a final de temporada, según Football.London. Una clara declaración de intenciones.

Entre los equipos que contemplan la posibilidad de fichar al delantero se encuentran Atlético de Madrid e Inter de Milán. El conjunto colchonero intentó fichar a Giroud en condición de préstamo en el verano de 2018. Antonio Conte por su parte, es un firme admirador de Giroud; lo trajo al Chelsea en enero de 2018. Un aliciente mayor para poder vincularse al Inter de Milán. Ambos equipos estuvieron interesados en fichar al galo en un pasado y lo siguen ahora, cuando Olivier peor lo está pasando. Veremos.