El Chelsea ya sabe que la sanción de la FIFA quedó reducida y por tanto tiene margen para buscar refuerzos en la plantilla de Frank Lampard. Aunque poco a poco el mercado invernal va avanzando y estamos en el ecuador del mismo, si bien esto no impide que se sigan buscando refuerzos.

Los blues pueden conseguirlo ahora o bien aprovechar para ir adelantando faena de cara a la temporada que viene. De manera que, como explica Sky Sports, tenemos que el combinado de Stamford Bridge ya sigue a dos jugadores del Bournemouth a los que vigila de cerca.

El primero es Nathan Aké, holandés de 24 años que pasó ya por la propia escuadra londinense antes de ser traspasado a los cherries, donde suma 17 partidos este curso. Puede ser repescado por alrededor de 50 M€, de manera que los blues quieren seguirlo de cerca.

Y por otro lado se habla de Callum Wilson, delantero de 27 años que ha llamado desde hace tiempo la atención del Chelsea. Autor de 6 goles en 24 partidos esta temporada, el Bournemouth sería una opción interesante para el ataque.